19.1.09

¡otro azucarillo por favor!

Este invierno se está haciendo demasiado frío, demasiado largo. Todo el año esperando que llegue y ahora esto, por esto es por lo que no hay que confiar en el futuro, y menos aún idealizarlo.
No os asustéis, lo tengo asumido, soy de las pocas personas a las que les gusta más el frío, el olor a chimenea y el sonido de la lluvia que el cielo colorido y despejado del verano, pero es que el calor, me agota hasta hacerme desvanecer. El invierno sin embargo, me mantiene despierta y despejada, me inspira, ahí más horas sin luz, y yo soy nocturna, por lo que siempre tengo más tiempo para dedicarme a mí, para disfrutar, para relajarme, para soñar; además el invierno también tiene su magia, las tardes interminables de café, los encuentros con la nariz roja, el poder mostrar todo tu armario al ir quitándote prendas en los diferentes hornos de la ciudad, los juegos bajo las mantas, las pelis, la compañía tranquila y sobretodo los paseos por la orilla del mar (repito, lo tengo asumido).
Este invierno es raro, como todo lo que acontece últimamente parece que me he equivocado de escenario y se han ido los interpretes, puede ser que llegue tarde ¿o será que llego demasiado temprano? (es algo que una siempre se pregunta cuando llega a una cita en la que no hay nadie esperando).

En lugar de uno de mis mágicos y acogedores inviernos que prosiguen a mis otoños activos y gratificantes, este se ha convertido en un: -¡quiero que pase YA!- Y me da miedo que llegue el verano y mi mente se salte las otras tres estaciones porque “de puente a puente tiro porque me lleva la corriente” en ese caso puede pasar lo peor, que llegue el calor sin haberme cargado de energía y me agote antes de tiempo y lo que es peor aun, que no me alimente la esperanza de la llegada futura del frío. ¿Acaso me hago mayor? Que no tonta, que se te ha roto la batería y no carga bien, todo se arregla con una nueva.

En realidad paso demasiado tiempo pensando en ayer, mañana y hoy y con ello en lugar de desligarme de preocupaciones y disfrutar, hago todo lo contrario, pero es que no se que pasa, que últimamente cuando me concentro en Hoy, no me sabe a nada, y cuando trato de darle algún sabor me resfrío y no me sabe a ná de ná…¿Estaré pasando por otra crisis existencial? No sabía que a los 23 también tocaba, ¿Alguien sabe cuando es la próxima? Para ir haciéndome a la idea digo…

El 2009 se presentaba como un año de cambios, de echo, comenzó así, el 31 de diciembre de 2008 a las 23 horas 59 minutos y 59 segundos, se cerraba todo aquello que me ataba a mi anterior vida, y un segundo después comenzaba otra especialmente presente, con grandes expectativas y un solo propósito en mi lista de “Propósitos para el 2009”
Y así ocurrió, y como al que se propone cada año dejar de fumar, me duró solo tres días. A ver, no es cierto, no se cerró todo y quedó atrás, aún me quedaban un par de temas pendientes, que tienen una fecha de finalización necesaria: 28 de febrero. Pero si que quedó atrás lo que más pesaba, borre también los pensamientos negativos sin fundamentos reales y empecé el año con aires de renovación, cogiendo mucho aire por si luego me faltaba, y faltó, ¡digo, que si faltó! que a los tres días por cuestiones de la vida ajenas a mí, es decir, por sentimientos incontrolados, se me jodió el plan, arrastrándome en cuestión de segundos desde mi más elevada posición, hasta hundirme de nuevo en el vació más oscuro, y más profundo que antes si cabe.

¿Qué que ha pasado? No es importante, esto solo es una excusa para retomar el blog, ahora que ya vuelvo a ver luz a mi alrededor, y que me encuentro con las piernas aún colgando del bordillo del pozo y a pesar de que esté invierno siga siendo tremendamente insípido y frío, tanto que me cala los huesos y me deja adormilada durante largas pausas mentales, no voy a dejar que como el otoño, se me escape el invierno sin sacarle partido, así que releo mi lista y me pongo manos, o mejor dicho, pensamientos, a la obra.

Y a seguir orientando la brújula cada mañana, a ver si voy acertando más con las direcciones.

LISTA DE PROPOSITOS PARA EL 2009:

-Disfrutar del año más feliz de mi vida

11 comentarios:

adiosamedias dijo...

Si,el mejor proposito posible para este nuevo año.

saludos

DULCECONDENA dijo...

El año más feliz espero que sean todos y cada uno de los que te queden por vivir...

Vine a por mi abrazo, no sabes cuánto necesito uno de esos.

Gracias :)


Un besote enorme :*

Linda dijo...

Hola wapa, solo queria decirte que luche y saques fuerza para vivir el invierno como siempre te ha gustado. Este año tendra un buen verano porque lo viviras como quieras y donde quieras.
Besos y te mandare unos rayos de fuerza

Soiral dijo...

Interesante e intrigante fue tu comentario pues creo que no te conozco lo cual no significa que no me agredes sino que al contrario doy las Gracias por haberte pasado por mi pequeño y olvidado blog...

Y hablando de blogs... el tuyo el cual pronto comenzaré a leer de pies a cabeza (espero jajaja)me intriga al igual que tú. Tu entrada es buena, con fluidez y me encantó como describes el invierno, el frío, bueno en fin me gustó mucho... otra cosa... creo que tiene unas cuantas faltas de otrografía no muy importantes (ya sabes de escritor a escritor hay que ayudarse.
Me alegra que hayas decido retomar tu blog (cosa que yo no he publicado nada reciente), y que tu mejor propósito es disfrutar del más feliz año, Excelente propósito y me recordó que yo tmb debo tener muy encuenta los míos...

Gracias por tu comentario.
Buen escrito, espero pasarme luego por tu blog...

Ciao, Soiral!

Dara Scully dijo...

Disfrutar. El mejor propósito del mundo.


Un miau

Beatrizl10 dijo...

Concéntrate en tu maravilloso propósito y ya verás como el invierno se empieza a colorear...
Todos tenemos tus mismas sensaciones, a veces.
Un abrazo muy fuerte. Me encanta verte por mi blog.

victor Rocco dijo...

He vuelto a sembrar líneas que germinaran en los sentidos de quien las lean …bueno eso espero jajaja visítame, grandes saludos para ti.

Cien gotas de amor dijo...

Guapaaaaaa !!! Me encantó leer tu post sobre todo tu proposito final, deseo que asi lo sea.

Un besazo,

Laura

CrisTicienTa dijo...

No, no! Otro azucarillo, no! Sin aúcar, sin aliento ;)
Un invierno diferente al resto para mí también, pero aún así, lo prefiero (casi) a cualquier verano..

Un saludo

La niña de la ventana dijo...

gracias por los comentarios

yo dijo...

Hola duendecilla hibernal!
Me alegro de que ya se vuelva a vislumbrar la luz y que el pozo venga con escalerita para poder salir. Realmente es un invierno atípico y oigo a la gente desear que pase YA, al igual que tú. Pero como bien dices, no hay que idealizar nada, y tampoco dar por sentado que las estaciones que siguen vayan a ser como siempre lo han sido. El clima se está volviendo impredecible, casi como la gente mas y mas a cada día que pasa. Por eso lo que ahora prima es romper esquemas, cambiar hábitos, aclimatarse. Moverse con los tiempos, evolucionar, para mejor, hacernos más fuertes, más flexibles, mas transigentes. El cambio siempre conlleva la ruptura con lo anterior. La luz esta en nuestro interior, el calor en nuestra mirada y en la sonrisa que nos regalamos (y sin el frio no sabríamos que es el calor). Además, piensa una cosa: para nosotros aquí (calendario cristiano?), el año empezó hace un mes, para los judíos estamos en el año… no se cual, para los musulmanes… vengo a decir que las fechas, el tiempo no creo yo que este demasiado bien definido, y ya ni las estaciones funcionan igual :-(, con lo cual, querida amiga, puedes empezar TU año nuevo hoy mismo, o ayer, o cuando te plazca, y empezarlo con buen pie, porque enero es parte del pasado y el mañana ha empezado hace un cuarto de hora. Sube al tren, o más bien no bajes de él, y disfruta de cada instante que cada día es el último. Por lo menos hasta ahora, jeje. Y creo que si aun con todo lo que nos une aun te llegas a sentir sola, piensa que formas parte de todos los que deseamos que este invierno pase ya de una vez y que en verano no pase de los treintaaaaaaaa!!
;-) B7s